Sin categoría

RELATO DE UN VIAJE A MEDIO ORIENTE (segunda parte)

 

Desperté a las cinco de la mañana y observé a través de la ventana  un maravilloso cielo estrellado. Hacía mucho frío, luego de un reconfortante baño  salí para hacer fotos de las montañas circundantes y de la escarcha que cayó durante la noche tapizando todo de blanco. Sobre una mesa un vendedor beduino escribió  México – Adrián – Sinaí.

Después del desayuno salimos a las 9 de la mañana para visitar en añoso Monasterio de Santa Catalina, santa egipcia quien nació en Alejandría en el año 294 D.C. y fue martirizada a los once años en 305 D.C. Los ángeles trasladaron su cuerpo incorrupto a este lugar, donde solo se conserva momificada su mano dentro de un relicario de plata y oro.

Monasterio de Santa Catalina

Visitamos el Monasterio, donde hice fotos, pero en el interior no permiten hacerlas, pues es considerado un lugar sagrado lleno de iconos antiguos y lámparas de plata de diversas épocas.

Compré a los beduinos una piedras con fósiles marinos, tal vez algas, pero ellos dicen que es la impresión de la “zarza ardiente” de Moisés

.

zarza ardiente

A las 12:15 iniciamos el viaje en caravana a través del desierto Sinaico para llegar al Golfo del mismo nombre  donde Mahmud, nuestro guía,  nos explicó que hay minas de oro y canteras de granito, mármol, turquesa, lapislázuli y otros minerales. Además yacimientos de gas natural y  petróleo. Nos dijo que Egipto tiene tres desiertos: El Sahara (significa desierto grande) que ocupa el 64 % de todo el territorio, hacia Nubia(al sur),  un desierto que ocupa el 22 % y el Sinaí que ocupa el 6%. Dijo que en total Egipto tiene 93% de desiertos y solo el 7% del territorio esta cultivado, especialmente en el Valle y delta del Nilo.

desierto del Sahara

Egipto tiene 92 millones de habitantes de los cuales 9 millones viven fuera del país, la mayoría trabaja en Arabia Saudita.

La población se concentra en las orillas del Río Nilo y en el delta, haciendo del Cairo (Al Kajira = la victoriosa) una ciudad de más de 23 millones de habitantes y Alejandría con 6 millones.

Llegamos al Mar Rojo  donde se encuentran ciudades de veraneo como Hurgada, Suez y Sefaida; además de puertos importantes como Ismailía y Port Saíd.

ciudad Suez
ciudad Hurgada

Egipto produce algodón, arroz, caña de azúcar y trigo.

Los beduinos habitan el desierto, en Libia se les llama Tuareg y en Marruecos  Saharahui. Y usan otra lengua diferente al árabe, que en Egipto es el idioma común.

Cruzamos por abajo del canal de Suez, en un túnel construido 23 metros bajo el mar.

túnel Canal de Suez

El guía me explicó que la bandera egipcia (negro, blanco y rojo ) representa:  Negro la tierra fértil, blanco la paz y rojo la victoria.

bandera egipcia

Hay muchos controles militares a lo largo de todo el recorrido, pues en 1967 Israel invadió en solo seis días Egipto, apropiándose del Sinaí, y aunque después la regresó  las relaciones diplomáticas entre ambos países siguen siendo tensas.

A los lados de la carretera varias fábricas de cemento y de sal.

Llegamos ya tarde al hotel Oasis, y después de hacer el check-in y acomodar mis cosas en la habitación, me dirigí al restaurante donde la cena me supo deliciosa.

hotel Oasis

Miércoles 1° de febrero.

Después del desayuno salimos a las 7:55 con frío, para visitar en Gizah las maravillosas pirámides de Keops,  Kuffu y Menkaura. Con un excelente guía y arqueólogo llamado Tarek, quien nos dijo que las pirámides –tumbas no fueron  construidas por esclavos sino por agricultores que en épocas de las crecidas del rio Nilo se empleaban en estos menesteres recibiendo en pago cebollas y cerveza. Cada pirámide tenía un complejo consistente en tumba del faraón o pirámide, al lado un templo donde se realizaba la momificación del cadáver, ceremonias de purificación y apertura de la boca; luego una mesa de ofrendas y una pirámide más pequeña para el kha (alma) del faraón.

piramides

Entré al Museo de la barca solar ( 60 libras egipcias= 6 euros) donde esta una explicación del rescate de ésta, que se encontraba desarmada en un foso cerca de la pirámide de Keops y estaba hecha con tablones de madera ensamblados y para unirlos usaban cuerdas. Se encontraron más de 1224 piezas de madera, que una vez armadas pudieron servir para reconstruir la barca que aquí se exhibe. Debe uno proteger los zapatos con bolsas especiales para no dañar el piso de madera.

la barca solar

Salimos del Museo a las 20 Hrs. Y nos dirigimos hacia el Barrio Copto (cristiano) del Cairo.

Visitamos la Iglesia de San Sergio que tiene once columnas de mármol blanco y una de granito obscuro que representa a Judas el traidor. No permiten hacer fotos con cámaras pero si con celular. En el interior hay muchos iconos antiguos y se supone que aquí poso la sagrada familia durante su estancia de seis años en Egipto.

Iglesia San sergio

Fuimos al Museo de El Cairo, donde se conservan miles de objetos en desorden, como si fuera una bodega. En el primer piso están los objetos que se encontraron en la tumba del Faraón Tut Ank Amon.

Si el grupo es mayor a seis personas, se deben usar auriculares para escuchar las explicaciones del guía y no producir ruido. Se debe pagar la entrada y el derecho para usar la cámara fotográfica.

En el Museo hay una réplica de la Piedra Rosetta cuyo original se encuentra en Londres, Inglaterra, en el Museo Británico, pues dicen que los ingleses la robaron. Esta piedra fue encontrada cerca de Alejandría y Buchard se percató de que estaba escrita en tres idiomas, jeroglífico, hierático y demótico y gracias a este descubrimiento el científico francés Chapollion pudo descifrar el significado de la escritura jeroglífica.

Este Museo fue construido en 1896 pero se inauguró en 1902. El nuevo museo  abrirá sus puertas tal vez en 2018 y es más moderno con cupo para la mayoría de las piezas que aquí se conservan.

museo el Cairo

piedra Rosetta

Nuestro guía Tarek Hassan nos hizo ver que muchas estatuas  humanas tienen los ojos de cristal lo que les  da más realismo y dijo que algunas piedras duras fueron talladas con diamante. Nos explicaba también que el rey Tut Ank Amón no fue asesinado como la mayoría de la gente cree, sino que murió a consecuencia de una caída en un carro jalado por caballos y no lo pudieron rescatar a tiempo.

Tuvimos tiempo libre para comprar en el Mercado abigarrado de gente y luego nos reunimos con el guía en un café frente la mezquita. El desorden es inaudito, ríos de gente caminan por las calles y plazas y los cafés han invadido los espacios públicos.

Jueves 2 de febrero.

Una vecina gritaba a las cinco de la mañana y eso me despertó, pregunté a seguridad que pasaba y dijo que estaba todo bien, que el hotel tiene muchas familias que regresan tarde y como es temporada vacacional estaban casi llenos.

Después del susto bajé al desayuno y después fui a tomar algunas fotos . En la tienda que está cerca del hotel compre unos papiros y objetos de plata, sorpresivamente el vendedor me invitó a tomar un té de menta y conversamos. Pasó el día sin darme cuenta y tuve que terminar tan agradable plática, pues tenía que preparar el equipaje ya que saldremos muy temprano por la mañana.

Salimos a las tres de la mañana del hotel y nos dieron una caja con un sándwich , jugo  y fruta para el desayuno. El Tour Conductor Mahmud nos pidió 40 euros adelantados para propinas en el barco. Y nos llevó al Aeropuerto de  El  Cairo a través de un tránsito denso y bullicioso a pesar de la hora.

Abordamos el avión de PAS  Petroleum Air Services. Dormí y al abrir los ojos contemple un bellísimo amanecer con un sol rojo del desierto.

El avión aterrizó  en medio del desierto y ya nos esperaba el guía Mohamed, quien nos llevó al Crucero Princesa Sarah, estupendo de cinco estrellas. Luego esperamos a dos brasileñas que se unieron al Grupo: Mary y Karla y nos dirigimos a la presa de Aswan.

Crucero Princess Sarah

El guía Mohamed nos dijo que esta presa fue construida en 1956 con el apoyo de Rusia durante el gobierno del presidente Gamal  Abdel _Nasser y tuvieron que trasladarse varios templos a tierras más altas, antes de quedar cubiertos por las aguas del Nilo; entre ellos  los templos de Ramses II y su amada esposa Nefertari  (la bella entre las bellas) que están en Abu  Simbel. España traslado otros templos y Egipto le dio a cambio el Templo de Debod que se encuentra actualmente en Madrid. A estados unidos de Norteamérica también le dieron un templo que se exhibe actualmente en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Templo Ramses II

Templo de Debod

Vimos el monumento alto en forma de capullo de flor de loto que conmemora la amistad ruso egipcia y visitamos la cortina de la presa, una de las obras hidráulicas más importantes del siglo XX.

Luego visitamos el Templo de Isis en la Isla de Filae. Este templo también fue trasladado para evitar que quedara bajo las aguas de la presa de Aswan. Es un lugar bellísimo donde hice fotos y recolecte piedras. La isla está rodeada de Mimosas amarillas; esta flor es el símbolo de la feminidad en Europa, y en Roma el 8 de marzo  ”Día Internacional de la Mujer” las mujeres marchan con ramos de mimosas en las manos.

templo de Isis

El guía nos contó la leyenda de Isis, Osiris y Horus.

Desembarcamos y fuimos al Palacio de los perfumes, donde nos hicieron aspirar el aroma de diversos perfumes y flores que son base para perfumes de marcas comerciales.

Por la tarde realizamos un paseo en faluca   (barco de vela típico del Nilo)  y los barqueros nubios con  ayuda de un pandero cantaban y bailaban. Fue una tarde apacible y desde el barco vimos la isla Elefantina, llamada así por sus inmensas rocas en forma de elefante, y en la orilla izquierda del rio, sobre un promontorio la tumba del rey de Persia Agha Khan.

Faluca

isla elefantina

 

A las 17 Hrs. salimos del Crucero para visitar el templo de Kom Ombo dedicado al Dios Sobek, dios de la fertilidad, la vegetación, de la vida, se le representa con cabeza de cocodrilo y se relaciona con el punto cardinal del Norte. Las multitudes se agolpaban alrededor de diferentes guías que daban explicaciones en Chino, en Ruso, en Francés, en Árabe o en Español y en muchos idiomas más.

templo de Kom Ombo

 

Regresamos al Crucero a las 18:45 Hrs. Y cenamos. A las 21 Hrs. fue la “Fiesta de las Gilabas”.

Domingo muy temprano salimos para visitar el templo de Horus (el Halcon) en Edfu y ya las calesas se aprestaban para llevarnos desde el muelle, y a través de calles polvosas y edificios en ruinas, al templo del halcón, mismo que estuvo durante siglos sepultado por las arenas del desierto, y eso permitió su conservación hasta el día de hoy.

templo de Horus

La visita fue extraordinaria. Cientos de calesas y multitudes se amontonaban en el estacionamiento Gritos y vendedores de artículos  diversos. El templo es de la Época Grecorromana.

Regresamos al barco y luego de un suculento desayuno tuvimos una placentera tarde en la cubierta Yo platicaba en inglés con un hombre japonés retirado de la industria farmacéutica y con un suizo casado con una mujer de Marruecos hablábamos en francés. Tomamos té y galletas y vimos como el barco cruzó las esclusas de Esna, subiendo de un nivel al otro del rio, donde antes había cataratas-.

Salimos en calesas para hacer una visita nocturna de Luxor (pagamos 20 dólares por ella). Recorrimos las principales calles llenas de gente, y un mercado donde prácticamente los productos que vendían estaban al alcance de la mano. Muchos niños corrían detrás pidiendo “biros” plumas para la Escuela. Al final nos llevaron a un café de barrio donde tomamos un té de menta y algunos pudieron fumar la pipa de agua.

Fue la hora de la cena y en seguida pasamos al bar del barco donde vimos una representación del “baile del vientre” y una danza de derviches.

Lunes, ya está por terminar este viaje de ensueño, nos preparamos para salir a la visita del templo de Karnak en Luxor, la  Tebas faraónica, importante centro religioso y económico  del Egipto antiguo. Este templo estaba dedicado a Amón, dios local con cabeza de carnero y luego dios nacional.

templo de Karnak

Vimos la Avenida de los carneros que en su tiempo de esplendor llegó a tener más de tres kilómetros de longitud; los pilonos y un patio abierto con columnas. La capilla para guardar las barcas sagradas. Luego del segundo pilono vimos la Sala Hipóstila con 134 columnas lotiformes de más de 40 metros de altura hechas en una sola pieza de piedra decorada con grabados y pinturas representando al faraón que dedicaba ofrendas a los dioses. Vimos una estatua del rey Tut  Ank Amon en alabastro.

Sala Hipóstila

Luego del tercer pilono vimos dos obeliscos, uno levantado por la reina Hatsepshut de 29 metros de altura y otro dedicado por Tutmosis III de 23 metros de altura. Al fondo vimos el Lago Sagrado que servía para hacer abluciones y baños rituales y un inmenso escarabajo sobre una media columna. La tradición dice que ese escarabajo porta fortuna siempre y cuando se hagan siete vueltas a su alrededor iniciando las vueltas  la altura de la cabeza del animal y en el sentido opuesto a las manecillas del reloj. En cada vuelta se pide un deseo, hasta completar siete.

lago sagrado

En el año 32 A.C. luego de un terremoto el templo se derrumbó y los obeliscos cayeron. En el año 2000 A.C. el río llegaba frente al templo y en la fiesta del Hopet (año nuevo) iban procesiones en barcas desde Karnak a Luxor. Aún existen las escaleras para bajar al río, pero este se ha alejado ya del templo más de 500 metros. Salimos de Karnak a las 8:20 Hrs, y nos dirigimos a Luxor, donde iniciamos la visita a las 8:35 Hts. prácticamente sin visitantes así que pudimos disfrutarla como si fuera de nosotros.

El Templo de Luxor estaba dedicado a la diosa Mut (su nombre significa Madre), esposa de Amon. Esta diosa lleva sobre la cabeza las dos coronas de Egipto.

Este templo fue construido en la parte interna por Himotep y en la parte externa por Ramsés II, por ello al entrar podemos ver cuatro estatuas gigantescas de este faraón.

Templo de Luxor

El guía nos dijo que el rey Mohamed III regaló un obelisco a rey de Francia y este en cambio le regaló un reloj que está en el Cairo y nunca ha funcionado.

Este templo fue cubierto por las arenas del desierto y un jeque construyo sin saberlo y sobre estas arenas, una mezquita que con el tiempo fue transformada en iglesia Copta durante el siglo XIII y aún se puede ver sus restos arriba como a 30 metros de altura.

Visitamos la capilla construida por Alejandro Magno y que está llena de relieves y pinturas de hace más de dos mil años.

Salimos a las 9;35 de Luxor para visitar el Valle de los Reyes, del otro lado del río. En este lugar se encuentran las tumbas de los Faraones que gobernaron Egipto, entre ellas la tumba del Faraón Ramses II y la de Tut Ank Amon descubietra en 1924 por el arqueólogo Carter.

valle de los reyes

Visitamos Deir El Bahari donde está el Templo de la faraona Hatsepshut y luego vimos brevemente los Colosos de Memnón, que estaban a la entrada de un templo construido por Ramses II y que se derrumbó con un terremoto

Templo de la faraona Hatsepshut

Colosos de Memnón

Comimos en un restaurante del camino pagando 6 euros y regresamos en barca al Crucero para recoger el equipaje. salimos a las 15 Hrs. hacia el Aeropuerto de Luxor y en el vuelo 998 de PAS (petrolueum Air Services) de las 16:20 Hrs. Volamos hacia el Cairo donde llegamos a las 17:10 Hrs. Aqui ya nos esperaba Mahmud, quien nos condujo al hotel Sonesta, excelente y cercano al Aeropuerto, pero un tránsito muy denso nos hizo llegar hasta casi las siete de la noche. Nos dieron habitaciones  y luego de un reconfortante baño y un breve descanso salimos a las 21:30 hacia el Aeropuerto, donde cenamos una hamburguesa y refresco y esperamos el vuelo de Air France de la 1:40 Hrs. que nos llevaría a Paris y de ahí a la Ciudad de México en mi caso. Así con esto termina el viaje maravilloso por medio Oriente.

Antropólogo Adrián Arias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *